Alonso de Córdova 5870 Of. 724, Las Condes, Santiago - Chile

+56228696040

contacto@claudiaarnello.com

Buscar
0
  • No tienes productos en el carrito.

Dinero, propósito y pasión

 

El Marketing Personal o Personal Branding es un trabajo que comienza desde el interior. No es posible construir una imagen y querer potenciarla en el mercado, sin que esta sea consistente y coherente. La mejor recomendación antes de querer “venderle algo a los demás” es preguntarnos si estamos en el camino correcto. Y estar en el camino correcto significa desarrollar una actividad profesional por la cual sentimos pasión y a través de la cual cumplimos nuestro propósito de aporte a la sociedad.

Vivir con un propósito, sintiendo pasión por lo que hacemos y además, vivir de ello… Para muchos, suena casi utópico. ¿En qué momento se apaga esa lucecita interior que alumbra todo nuestro ser con infinita esperanza e ilusión?

Para la gran mayoría, esto ocurre al momento de decidir una carrera profesional. Lo hacemos siendo tan jóvenes e inmaduros, muchas veces pensando en qué área profesional tiene futuro en términos económicos o en qué carreras son las más valoradas. Pocas veces se toma esta decisión en base a la pasión y al propósito. Y luego se nos empieza a olvidar, a tal punto que ya no sabemos qué es lo que realmente nos mueve o cuál es la razón principal de nuestro existir. 

Si sientes que todos los días se parecen, que tu trabajo no te emociona y que esa luz está a punto de extinguirse, es el momento de hacerte algunas preguntas que te remezan, para dejar de estar dormido con los ojos abiertos y para hacer un giro significativo en dirección a tu felicidad.

Cuando disfrutas algo, entonces estás sintiendo pasión. La dicha es una señal que proviene del corazón y que te da una pista de que estás en el camino correcto. En ese momento, tu corazón está conectado con tu espíritu. Piensa qué es lo que te apasiona, cuáles son esas cosas que realmente te interesan, qué es lo que disfrutas. Puedes hacerte preguntas como: ¿Esto me hace brillar? ¿Esto me llena de energía?

Todos tenemos distintos talentos, dones con los que llegamos a este mundo de manera natural ¿Cuáles son tus dones? ¿Qué es aquello que se te da con naturalidad?

Si te cuesta encontrar la respuesta, un buen ejercicio puede ser ir a una librería (o a un quiosco de revistas si no eres muy apasionado por la lectura) y ver cuáles son los títulos que te interesan. Quizás te gustan los libros sobre comida, o los de mecánica, de sicología, de moda, etc…

Haz memoria y viaja en el tiempo hacia aquellos años en que el dinero no era un tema. ¿Qué es lo que te gustaba hacer? ¿Cuáles eran tus intereses entonces? ¿Cuáles eran tus juegos favoritos? Tal vez te gustaba jugar al negocio, o hacer pasteles con barro, o diseñar ropa a tus muñecas.

Respondiendo estas preguntas ya habrás empezado a re-conectarte. Ahora imagina a qué te gustaría dedicarte si no tuvieras que preocuparte en absoluto por el dinero.

¿A quiénes podrías ayudar en esta área? Piensa en los problemas que tienen esas personas y que tú podrías ayudar a solucionar.

El propósito de vida no se busca. No es allá afuera donde hay que encontrarlo. El propósito de vida se des-cubre. Puedes estar seguro de estar cumpliendo tu misión cuando te sientes pleno y en conexión con quien eres. No trates de cambiar quien eres, por el contrario ¡Sé mucho más de ti mismo!

El dinero es una consecuencia de hacer lo que amas. Si ayudas a muchas personas con tu talento, esas personas se verán beneficiadas, cumplirás tu propósito y el dinero llegará a ti en grandes cantidades. Persigue tu visión, no persigas al dinero. El dinero te terminará siguiendo naturalmente.

 

No Comments

Post a Comment